La Intervención Asistida con Animales (IAA)

 

Es una modalidad de trabajo en la que un animal, en este caso un perro, con determinadas características temperamentales y sociales, forma parte  fundamental de un proceso cuyo propósito es  fomentar la mejoría en el funcionamiento físico, social, emocional y/o cognitivo de los seres humanos. Se puede realizar en una amplia gama de contextos y puede llevarse a cabo en grupo o de forma individual. El proceso será evaluado y estará dirigido por profesionales del adiestramiento canino con conocimientos en las áreas educativa y psicológica. Dependiendo de las características del grupo al que este dirigido el trabajo, se ajustarán los diferentes objetivos y ejercicios

DSC_0113

El animal  interviene para proporcionar a los usuarios beneficios motivacionales, educativos y/o recreativos con el fin de aumentar la calidad de vida del individuo mediante el vínculo que se establece con el animal, así como la educación de los usuarios en materia de interacción con perros.

 

Entre los destinatarios de estos programas se incluyen diversos colectivos como personas mayores, personas con discapacidad física, psíquica y sensorial, personas con trastornos del desarrollo y en general, cualquier usuario al que esta interacción contribuya con su bienestar integral y desarrollo personal.

 

Entre los beneficios de la aplicación de estas actividades destacan:

 

  • Mejoría del estado de ánimo2727e-imagesdd
  • Reducción de sentimientos de soledad
  • Incremento de autoestima
  • Incremento de las relaciones sociales
  • Estimulación cognitiva
  • Incremento de sentimientos de competencia y seguridad
  • Favorecimiento del contacto y actividad física
  • etc…

 

Siendo una fantástica herramienta para interactuar con jóvenes estudiantes y fomentar hábitosy costumbres sociales  saludables de manera lúdica, interesante ycomprensible para todos.

 

dsc_0045

El mejor medio de comunicación es a través de juego (Levinson)

Como profesionales en la intervención asistida con animales trabajamos en pro de la consolidación positiva del vínculo entre el animal y  ser humano.  El principal objetivo es conseguir que el usuario se sienta relajado con el animal y será el mismo quien marque los límites en la aproximación o interacción.

La responsabilidad de observar el lenguaje corporal de cada usuario  recae en el profesional para actuar en consecuencia y poder cumplir con los objetivos planteados;  creando un vínculo estable y un terreno firme sobre el que podamos trabajar adecuadamente con el fin de aumentar el grado de autonomía en el manejo de perro, y por tanto, la autoestima del usuario

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios